Ago 10
0 Comentarios

Muchos se preguntan qué solución de limpieza debo usar para mis lentillas nocturnas?

Las lentillas de ortoqueratología, son cada vez más populares; tal vez por esto, a veces parece que se le está restando importancia a su limpieza y mantenimiento.

Son lentillas anuales, aunque a veces pueden durar más de un año a criterio del optometrista que las adapta y realiza el seguimiento. 

Un correcto seguimiento consta de:

-Comprobación de visión y refracción o graduación residual

-Revisión de las estructuras oculares

-Control de topografía corneal para confirmar el efecto y posicionamiento de las lentes.

-Control de las lentes de contacto para ver su estado, arañazos, limpieza, superficie, etc.

Esta revisión se hace cada 6 meses aproximadamente.

Y para un correcto mantenimiento, limpieza y desinfección de las lentillas podemos usar:

-Limpieza en dos pasos con un jabonoso para limpiarlas, desengrasar y desinfectar; junto con  un humectante para guardarlas y mantenerlas humectadas durante el día. En este caso, el «jabón» suele ser con base de sílice que limpia muy bien la superficie aunque en algunos casos puede arañarlas, pero esto ocurre cuando la vida útil de la lentilla está terminándose.

-Limpieza en dos pasos cambiando el jabonoso por un limpiador de base alcohólica (menos abrasivo para la superficie de la lentilla)  junto al humectante. 

-Limpieza con peróxido. Es la limpieza en un paso. Tal vez es el mejor desinfectante y suele neutralizarse con pastillas o anillos neutralizadores. El proceso de neutralización suele durar entre 1 y 2 horas con pastillas y 4-6 horas el de anillo. Transcurrido este tiempo (ver prospecto) las lentillas pueden usarse. Si se olvida poner la pastilla puede producirse una abrasión corneal que produce fuerte dolor y enrojecimiento. Si esto ocurre debe lavarse con abundante agua el ojo, seguido de suero fisiológico y si cuesta retirar la lente, se debe esperar unos minutos para no producir más daño corneal. 

Después de la limpieza con jabonoso, es necesario enjuagar las lentillas, para ello se debe usar suero fisiológico o solución salina, NUNCA SE DEBE USAR AGUA por posibles infecciones potencialmente peligrosas para los ojos.

Junto con el sistema de limpieza y mantenimiento diario se debe usar una limpieza semanal que elimine las proteínas de la lágrima y que suelen acumularse en la superficie de la lentilla a modo de «capa».

De esto, y de la lágrima que utilizar, hablaremos en el siguiente POST, junto con las recomendaciones de las gotas humectantes que usar:

Tuopticaonline: Somos Ópticos Titulados

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?