Ago 30
0 Comentarios

Además de la limpieza diaria, hablábamos de la necesidad de realizar una limpieza semanal para eliminar las proteínas que suelen formar una capa en la superficie de la lentilla afectando al propio efecto de la lentilla y pudiendo causar un problema de tolerancia o alergia a esos depósitos en la conjuntiva ocular provocando irritación, posibilidad de padecer infecciones oculares o alergias.

La limpieza enzimática puede realizarse con:

-Comprimidos semanales añadidos al peróxido o al humectante: siendo necesario la limpieza con suero o desengrasante después de pasar por los comprimidos, pues éstos, eliminan las proteínas pero se quedan en la superficie, por lo que hay que arrastrarlos fuera frotandolas.

Ampollas de A + B que suelen usarse en un estuche específico y dada su eficacia, solo deben estar en contacto con las lentes 30 minutos.

En cuanto a la lágrima que se usa para la ortoqueratología debemos saber que, es necesaria para:

-Un correcto efecto de la lentilla, no sólo para introducirla si no para el efecto «moldeo». Esto se produce gracias a las fuerzas hidráulicas de la lagrima que ejerce en las curvas de las lentillas, fundamental para una correcta visión, confort y seguridad.

-También es fundamental para una adecuada retirada del ojo sin lastimar el epitelio o parte más superficial de la córnea (estructura ocular donde se apoya la lentilla que hay debajo de la lágrima).

Por ello, es importante no usar cualquier lágrima. Debe tener una correcta densidad para el efecto y retirada sin lastimar el ojo. Habitualmente se recomiendan tipo gel y sin conservantes. Recomendable también insertar las lentillas con la mirada hacia abajo, paralela a una superficie horizontal como el lavabo para evitar que la lágrima caiga fuera de la lentilla. 

Si quieres o necesitas de consejos de expertos en ortoqueratología:

En tuopticaonline, resolvemos tus dudas.

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?