Ene 07
0 Comentarios

El picor ocular es muy habitual, con y sin lentillas.

A veces aparece acompañado de sensación de arenilla, lagrimeo, enrojecimiento…
Las causas pueden ser varias:
-Alergia estacional, también habitual en otoño
-Sequedad
-Toxicidad por algún componente químico de los productos faciales que usamos.
-Problemas de piel: Acné rosacea, blefaritis, dermatitis…
La lista es larga. Pero si además usas lentes de contacto, tu calidad de vida puede verse afectada al no poder disfrutar de la libertad que te dan tus lentillas.

Hay varios productos de salud ocular que pueden usarse con lentillas como ciertas lágrimas con componentes especiales que alivian el picor como: Aqualerg, biotrue rebalance. Además, el baño ocular Acuaiss calma los ojos además de limpiar las pestañas de posibles restos de alergógenos.

La lágrima artificial o humectante ocular puede usarse a demanda aunque conviene que exista un protocolo: Tres veces al día mínimo, incluyendo una gota de la misma dentro de la lentillas antes de insertarla. La aplicación de cualquiera de estos productos fríos (guardados en el refrigerador produce un efecto más rápido)

El baño ocular, muy útil y aconsejado al levantarse y antes de ponerse las lentillas y después del ritual de la noche : dientes o desmaquillaje.

El uso de una solución humectante más densa a la hora de ir a la cama es muy aconsejado para eliminar inflamación y calmar el picor.

Consulta con Expertos en Salud Visual

Tuopticaonline: Te asesoramos, somos Opticos Optometristas

Dejar un comentario

Your email address will not be published.

Chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?